November 28, 2015

Please reload

Recent Posts

Exportación de Servicios: Los beneficios y oportunidades de operar una agencia de viajes como una actividad económica secundaria en un hotel.

July 24, 2017

1/3
Please reload

Featured Posts

Exportación de Servicios: Los beneficios y oportunidades de operar una agencia de viajes como una actividad económica secundaria en un hotel.

July 24, 2017

 

 

En el ámbito de servicios turísticos, la legislación peruana contempla tres actividades como exportación de servicios, dando como resultado que estas gocen de una tasa de Impuesto General a las Ventas (IGV) del cero por ciento. Estas actividades, tal como se las enumera y describe en el Texto Único Ordenado (TUO) de la ley del IGV e Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), son las siguientes:

 

• La prestación de servicios de hospedaje, incluida la alimentación, a sujetos no domiciliaos en forma individual o a través de un paquete turístico.

• La venta de paquetes turísticos, dentro de los cuales se considera exportación a los servicios de alimentación, transporte turístico, guías de turismo, espectáculos de folclore nacional, teatro, conciertos de música clásica, ópera, opereta, ballet, zarzuela, siempre que se vendan a otras agencias, operadores turísticos o personas naturales, no domiciliados.

• Por último, el numeral diez del apéndice quinto de la ley en mención, considera también como exportación a la mediación u organización de servicios turísticos prestados por operadores turísticos domiciliados en el país en favor de agencias u operadores turísticos domiciliados en el exterior.

 

De estas actividades, las que encierran una serie o conjunto de servicios, centraré mi análisis tomando como base a las primeras dos, que involucran a los negocios de hotelería y de agencias de viaje, enfocándome en los beneficios que se pueden obtener al trabajar ambas operaciones bajo una misma empresa, es decir como dos unidades de negocio dentro de una misma persona jurídica.

Cuando hablamos de exportación de servicios debemos entender que ambos negocios, el del hotel así como el de la agencia de viajes, se benefician de una tasa de cero por ciento en el IGV de sus ventas (exportaciones), lo que a la actual tasa de este impuesto, los hace un dieciocho por ciento más competitivos que aquellos negocios similares que, por una u otra razón, deciden no exportar. Debemos tener presente que estamos hablando de un beneficio tributario y no de una obligación, un hotel o una agencia de viajes podrían simplemente no acogerse a este beneficio y gravar sus ventas si así lo decidiesen.

 

La Devolución de Impuestos - Saldo a Favor del Exportador

 

Al exportar sus respectivos servicios, ambos negocios generan lo que se conoce como Saldo a Favor del Exportador (SFE), que en términos simples no es otra cosa más que el crédito de IGV que se obtiene de las compras, y que se acumula a favor de la empresa, al no existir IGV de las exportaciones con que compensarse. Ante esta situación, el hotel que exporta puede solicitar la devolución de este SFE hasta por un máximo del dieciocho por ciento de sus exportaciones. La agencia de viajes que exporta puede hacer lo mismo, pero esta devolución se obtiene únicamente de los servicios considerados como exportación detallados anteriormente. El IGV de las compras de los otros servicios que conforman el paquete turístico, no considerados como exportación, se traslada al costo o gasto.   

Ahora bien, hasta aquí nos queda claro que ambos negocios generan su propio saldo a favor y que ambos están en capacidad de recuperarlo puesto que, como es lógico, el dieciocho por ciento de las exportaciones debe ser mayor al dieciocho por ciento de las compras. En este escenario, tendremos siempre que el monto máximo por reclamar como devolución, será mayor al saldo que se genera con las compras.

Sin embargo, a diferencia de la agencia de viajes, el hotel invierte cuantiosas cantidades de dinero en inmuebles, decoración, equipos y su mantenimiento, generando así también un elevado crédito fiscal el cual se traduce luego en saldo a favor del exportador. Al operarse ambos negocios, este saldo producido en su mayoría por las inversiones del hotel, se recupera no solamente por las exportaciones del hotel sino que también, por las exportaciones de la agencia, ayudando a que esta operación se realice con mayor rapidez e impactando favorablemente en la liquides de la empresa.

 

Oportunidad de Negocio

Según el informe “Perfil del Turista Extranjero – 3. Turista de Vacaciones”, emitido por Promperú, de los dos millones cien mil vacacionistas extranjeros que visitaron el Perú en el año dos mil quince, el sesenta y cinco por ciento de estos viajó al país por cuenta propia, sin contratar los servicios de una agencia de viajes. El gasto promedio de estos ascendió a seiscientos sesenta y seis dólares mientras que por otro lado, el treinta y cinco por ciento restante que viajó al país a través de una agencia de viajes, incurrió en un gasto promedio de un mil novecientos treinta y cinco dólares, tres veces la cantidad que gasta en promedio el vacacionista que viaja sin agencia. En ambos casos el promedio de noches de estadía en el Perú fue de nueve noches.

El informe también nos muestra un segmento muy interesante: “El Mejor Prospecto de Vacacionista”. En el año dos mil quince, este segmento representó novecientos diecinueve mil llegadas al país, un once por ciento más que el año anterior. La mayoría de estos vacacionistas se hospedaron en hoteles de tres estrellas (el cincuenta y nueve por ciento) mientras que un treinta y cuatro por ciento se hospedó en hoteles de cuatro o cinco estrellas. De manera similar al grupo general del análisis, el treinta y cuatro por ciento del total de vacacionistas viajó a través de una agencia de viajes y el sesenta y seis por ciento restantes lo hizo por cuenta propia.  

El promedio de gasto de este segmento es de dos mil doscientos sesenta y cuatro dólares, teniendo una estadía en el país de doce noches. Los vacacionistas que viajan por cuenta propia en este segmento incurren en un gasto promedio de un mil setecientos catorce dólares mientras que los que viajan con una agencia gastan en promedio dos mil doscientos cincuenta y ocho dólares (un treinta y dos por ciento más). Esta variación es incluso mayor en función de la categoría de hotel en la que se hospedan, así un turista de este segmento que se hospede en un hotel de cuatro o cinco estrellas llega a gastar en promedio dos mil trescientos veintiséis dólares (un treinta y seis por ciento más). Ahora bien, si comparamos el promedio de gasto contra el promedio general del vacacionista que viaja sin agencia de viajes, tenemos que el incremento en promedio de su gasto en el país llega a un doscientos treinta y nueve por ciento. 

El vacacionista extranjero que visita el Perú planifica su viaje con antelación, compra sus boletos aéreos, paquetes turísticos o reserva su habitación de hotel entre uno a cuatro meses antes de su viaje. Esto le da a la agencia de viajes del hotel, que cuenta con la información de la reserva, una ventana de tiempo bastante amplia para realizar acciones de mercadeo diseñadas a vender servicios turísticos a este grupo de clientes potenciales. Tengamos en cuenta que si bien estos turistas viajan por su cuenta, esto no significa que no visiten los diferentes atractivos turísticos que brinda su destino, o que no tengan necesidad de transporte, o que no quieran hacer un tour guiado por la ciudad o centro arqueológico. Aquí hay un abanico de posibilidades que las agencias pueden explotar con algo de creatividad y productos competitivos. 

Como oportunidades no estoy mencionando varias otras como las sinergias que se presentan en ambos negocios; el perfil del personal de una agencia de viajes con el de un hotel es muy similar, las unidades de transporte turístico que pueda tener uno u otro negocio pueden atender a los clientes de ambos, efectivizando así su uso y, otras, como el uso de sistemas e instalaciones. 

Termino este artículo proporcionando algunas cifras un poco más actuales, según el Banco central de Reserva del Perú, en lo que va del primer trimestre del presente año el gasto de los turistas extranjeros que visitaron el país ascendió a ochocientos veinticinco millones de dólares, cifra un uno por ciento mayor a la del mismo periodo del año anterior. Para tener una mejor idea de la importancia o el peso de esta cifra, esta representa el cuarenta y cuatro por ciento de todas las exportaciones de servicios que realizan las empresas peruanas en otros rubros como transporte, comunicaciones, seguros y otros. 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Social Icon